Carolina y Jose escalando en Bolivia. Parte II

by author page

0 comments Marketing

… de Jose:

Hola a todos y gracias por las cartas que envían que chevere leer tooodos sus mensajes y perdón por escribir así en montón pero nada…. hay que aprovechar el tiempo por acá en estas tierras del altiplano.

Bueno que les contaré, ya estamos de regreso en La Paz, pasamos casi dos semanas en el pueblo de Sorata un pueblito lindisimo, con una gente espectacular, hemos tenido mucha suerte con toda la gente que nos hemos encontrado, nos han ayudado muchisimo y siempre con una sonrisa en el rostro, estamos muy agradecidos de todos ellos. Bueno nuestra paso por las montañas bolivianas a terminado con el objetivo principal cumplido, el de regresar sanos, salvos y completitos a La Paz, en cuestión de montañas, pues los planes fueron cambiando de acuerdo a las circunstancias, primero téniamos planificado entrar dos veces a la montaña, despues de ver toooooodo el terreno que téniamos por caminar, decidimos entra una sola vez y hacer un campo base en Laguna Glaciar a 5200 msnm y permanecer ahí durante 10 días, fue lo mejor que pudimos hacer, los planes seguian cambiando la ruta del Illampu definitivamente desapareció, sabiamos que el cambio climatico afecta a los glaciares y este es uno de ellos, la ruta ahora es una vía de roca bastante fuerte por lo que decidimos replantear sobre la marcha la ruta, habiamos consultado sobre otra ruta la llamada ruta Alemana, una arista bastante técnica, que igual al llegar a verla nos dimos cuenta que estaba cortada a la entrada por una grieta de unos 30 metros por lo que el tema del Illampu quedó en un pendiente por resolver, ahora pusimos la vista en el Ancohuma o Janq Huma como lo llaman en Sorata, fueron dos jornadas durisimas para poder conquistar la cumbre y sin querer realizar la travesia de esta montaña, subimos por su cara sur y bajamos por su cara norte, fue una cumbre lindisima y super fuerte, el clima en la cumbre no nos acompaño mucho, soplaba viento super fuerte y al Negro le golpeo mucho estas dos jornadas a tal punto de plantearnos bajar al día siguiente, felizmente el Negro se recuperó y pudimos quedarnos todo el tiempo planificado. Ya que el Illampu se nos ponía con mala cara y no queria que subamos, con Carolina decidimos hacer un intento al Shultze de 5900 y pico metros, bueno hicimos un porteo de equipo hasta la base del glaciar para el siguiente día subir sin peso e intentar la cumbre de esta montaña, lamentablemente al siguiente día el clima se daño, nevó casi toda la noche y al día siguiente seguia inestable por lo que perdimos ese día en nuestro campo base, ya la siguiente madrugada el clima mejoró y con Carolina nos fuimos a por al Shultze, una pala de nieve lindisima de unos 65 grados nos dejo a 5700 metros, buscamos paso pero lamentablemente para esta epoca del año las grietas están muy abiertas y dos de ellas no tenian un puente lo sufientemente fuerte como para que soporte el paso de los dos, por lo que decidimos regresar.
Y bueno como la esperanza es lo último que se pierde, Carolina y yo antes de regresar al campamento nos dirigimos a un pico de 5700 y mas metros llamado pico Esperanza, hicimos cumbre a las 10 horas mas o menos.
Con esto bajamos con sentimientos encontrados al haber conseguidos dos cumbres aca en Bolivia y al haber dejado dos cumbres por hacer, pero como siempre hay que sacar lo bueno de todo en la vida, la conclusión a la que he llegado es que es bueno haber dejado esas cumbres pendientes, es un pendeinte por resolver quien sabe en cuantos años, pero comos siempre decimos los montañeros “las montañas siempre estarán ahí”, y como dijo Jhon Hunt “las montañas siempre están ahí y no podremos descanzar hasta aceptar su reto”, así que dejamos cosas por hacer por aca, pero con el afán de algún día poder regresar para conversar con ellas y ver si es el momento apropiado para acercanos a ellas.
Ahora cerramos este nuevo capítulo con muy lindos recuerdos, con vivencias únicas y pensando ya en lo que serán nuestros nuevos sueños, nuestros nuevos obejtivos, nuestros nuestras nuevas formas de justificar nuestro paso por esta vida tan hermosa.
Les cuento rapidito que al bajar a Sorata llegamos a las fiesta del Señor de la Columna, unas fiestas de pueblo increibles, les coantaré mas cuante lleguemos a Quito, la farreamos como se debe jejejejejejejejejejejejeje.
Ahora les dejo que como saben no nos podemos quedar quietos, este momento nos vamos a escalar un poco en Roca en una zona cerca de La Paz llamada Aranjuez.

SAludos
JOse

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *